Tomas T. Noguchi



Publicado en Milenio diario el 7 de marzo de 2012. El texto de Iván Ríos Gascón, lo puedes leer aquí.

Belluci



Un ejercicio que realicé en un muy breve momento que tuve libre. Y he detectado lo que salió mal. De entrada la boca. El labio superior debió ser más notorio que el inferior. También me doy cuenta que cada caricatura requiere de tiempo, análisis y una ardua tarea de bocetaje. Cosas que no me doy el tiempo de hacer porque de hecho carezco de ese preciado tiempo. También me doy cuenta que "si el principio es malo, todo será malo", así que no debo colorear nada mientras la imagen no sea lo que busco, porque no hay color, ni efectos que rescaten una caricatura que no se parece. Lo más importante está en las raíces del proceso.