Tatic, Samuel Ruiz


El beneficio del tiempo es un lujo escaso. Por ello las entradas son precarias.
Esta caricatura tuvo sus complicaciones. Me escribieron un correo de Milenio semanal pidiéndome a Samuel Ruíz. En el caso de estas imágenes, me piden hacer un boceto previo. Había pensado poner en el bonete los ojos de un indígena, pero sentí que lo relaccionarían de inmediato con el zapatismo, así que me abstuve. De modo que hice esto:



La respuesta fue que estaba padre pero hacía falta el elemento humorístico, así que decidí retomar la idea del bonete. Lo tuve que improvisar, así que medio tracé en la compu. El resultado les pareeció mejor:





Ya no tenía espacio en el fabriano, así que tuve que reciclar otro pedazo y pintar la parte restante:





Uní las partes, puse algunos retoques en la compu, pensando en la calidad de la reproducción, y mi envío a la revista quedó así.


Finalmente, en la editorial hicieron el acomodo y me imagino que intervinieron en los colores porque al salir a la luz el resultado en los tonos fue un poco claro:



Bueno, hasta ahí esta experiencia que les quería compartir. Hasta la próxima.

2 comentarios:

Carlos Becerra dijo...

Me parece excelente tu trabajo, retador, interesante y de mucha actualidad. ¡te felicito!

Waldo Matus: dijo...

Muchas gracias. Me hace muy feliz que pases por mi blog y te des el tiempo de saludar.

Un abrazo.