Día del Padre




















W: -Hola, Jairo...
J: - Señor Waldeee. Necesito una ilustración para unos textos sobre el día del padre, que estaría bueno que te quedara muy bien. Se va a llamar: "Todo sobre la doble vida de mi padre". Pero no lo veas solamente por el lado de los que tienen otra familia o una amante...
W: - ¿Entonces como qué?

Entonces Jairo sube un poco el tono de voz como desesperado (me considera un ignorante enciclopédico) .

J: - Pues no sé, que jugaban yoyo, o que les gustaba el trompo.

Quedando peor de como estaba antes de haber lanzado la intrépida pregunta, entonces le respondo: - ¡Ah! ya, ya. ok, ok... Oye, y ¿cuándo crees tener los textos?

J: - No, pues hasta el viernes...

W: - Bueno, entonces te mando un adelanto para no fallar.

J: -Tá´ bueno.

W: - Gracias, Jairo.

La imagen que ven es la que se me ocurrió. No aparece un yoyo ni un trompo. Pero hice mi propia versión de lo que a veces significa un padre para los niños. Es una imagen sentimentalista y tal vez tierna, si no es que cursi.

Apareció ayer domingo 21 de junio. Cuando compré el periódico pensé que como eran varios textos aparecería muy pequeña la ilustración. Sin embargo, como le dedicaron dos páginas a los textos, tuve la fortuna de que mi dibujo abarcara casi una página completa.

No sé qué cara habré hecho cuando abrí la última página del periódico.

Muchas gracias, Jairo.

El niño que todos llevamos dentro.




















Este dibujo lo envié a Tolentino, Italia, para participar en un concurso acerca de los niños en el mundo. No resulté ganador, pero es agradable que te envíen un correo para avisar que has sido seleccionado para participar en la muestra en dicha sede, y además, apareceré en el catálogo que tendrán a bien enviarme.

El Cácaro de junio




















El artículo de cinepremiere de este mes trató a cerca de la falasia en torno a que saldrá la película de los Thundercats. Yo creo que tarde o temprano la van a hacer, digo, últimamente Hollywood se la han pasado desenterrando series, caricaturas y cómics clásicos. Bueno, ahí se las dejo.

No me salió




















Creo que para un caricaturista, una de las cosas más frustrantes es que el personaje que quieres retratar no se parezca. Peor aún, que además de que no se parece publiques el trabajo. Reconozco que eso me pasó en esta ocasión por confiar que podía hacerlo 100% en Photoshop. Pensé: "Al fin que puedo corregir cuantas veces quiera". Y así fue, me la pasé corrigiendo, nomás que no fue cuantas veces quise, porque me ganó el tiempo y no logré el parecido. No me vuelve a pasar. Salió publicado el lunes 8 de junio de 2009 en Milenio. Ah sí, y es David Carradine.

Difamando ando...

















No sé qué me pasó en esta ocasión, que me dio por hacer mentiras gráficas de nuestra querida actitud mexicana. Lo extraño es que no me creció la nariz.