Retrato hablado.


















A finales del año pasado hice esta ilustración para la revista MAX. Por cierto, nunca compré el número en el que apareció. Lo que me comentaron es que se hizo un estudio en el que se demostró que los chimpancés son capaces de identificar a los integrantes de su grupo por medio de las nalgas. Aparentemente el experimento consistió en hacer que los chimpancés relacionaran los rostros y las nalgas de otros primates. Para sorpresa de los investigadores, los animales lograron hacer la identificación correcta sólo en aquellos que conocían.
Yo no sé si soy muy chango, pero yo también puedo hacer lo mismo.

http://blog.masalladelaciencia.es/los-chimpances-se-reconocen-por-el-trasero/

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Ese mi Waldini!

¡¡esta chingona tu ilustración!!

yo conozco a unos chimpances que no dibujan mejor que el que esta dibujando esas nalguitas.

jejeje!!

un abrazote!!!

el rockabilly

Sad Cecile dijo...

jajajajajaja!!!!!! Yo conozco algunos que reaccionan igualito a ese mecanismo... y ya después se acuerdan que la gente también tiene otro rostro :p
Te siento más animado y eso me da gusto; he leído lo que dejaste en mi blog y también lo que te puso el maese Hernández. Venga, que sólo se trata de hacer explotar, porque el talento, ese llegó para quedarse.
Un beso.

ironiadelirium dijo...

Ey!! me supongo que por eso dicen que los hombres son más como chimpances jejejeje...

Me gusto mucho tu blogg. Deberías tener más seguidores.
Un abrazo!

KIKELIN dijo...

Jajaja, tu puedes hacer lo mismo?

No debe ser bueno tener la cabeza y el culo intercambiables...
Saludos!

Chubasco dijo...

me parece exelente tu humor!!