No aguanté más





















Hace más de dos meses empecé a hacer esta caricatura. Por supuesto, no fueron dos meses de trabajo efectivo. Hubieron días en los que por otras actividades o de plano por cansancio no pude trabajar en ella. Sé que tiene errores, pero no he buscado la perfección cuando dibujo. Busco la satisfacción de hacerlo bien, de esforzarme en la imágen y de desahogar mis anhelos de plasmar lo que me gusta de la forma que me gusta, que es caricaturescamente.
Hace semana y media que la terminé. Tenía muchas ganas de compartirla porque me ha gustado como quedó. Está pintada sobre tela y la técnica es en acrílico. Fue todo una aventura hacer esta pintura, porque al principio, en el boceto, la caricatura se veía idéntica a Marylin, pero conforme empecé a pintar se dejó de parecer y eso me mortificó enormemente. Como artista es horrible tener la sensación de que el proceso está fallando y no sabes a ciencia cierta a dónde va a ir a parar todo. Sin embargo, opté por tomarlo con calma y checar que era lo que estaba fallando. Me percaté que la falla estaba únicamente en los párpados, así que cambié la posición de la luz en la zona y cambió radicalmente toda la cara para bien. Me soprendí de todo lo que puede provocar un diminuto detalle. De modo que en conclusión lo que puedo decir es que efectivamente los detalles hacen la diferencia. Y el parecido...

2 comentarios:

ironiadelirium dijo...

Orale!!
A veces quien no sabe observar no repara en esos detalles que cuentas, pero definitivamente creo que si debe existir parecido. Lo lograste! Inmediatamente al verla super quién era.
Y sí, es interesante saber como haces para dibujar, a veces comentas cosas que jamás hubiera imaginado.

Saludos!

KIKELIN dijo...

No sabes como te entiendo. Tienes a Marilyn, y de repente la pierdes, ya no es ella. Yo logré perder ese miedo a base de hacer bocetos.
Te quedó muy bien!