Ilustración en el limbo





















Por no tener encendido mi celular no salió esta ilustración en Milenio diario. Pensé que me la habían encargado porque vi el texto en mi correo, pero como no me localizaron me cancelaron la encomienda. Ahora, frustrado, no me queda más que compartirla en este sitio.

La maquinita

Mención horrorífica



















Para los que desconocen del asunto, este dibujo "ganó" mención honorífica en un concurso que año con año se lleva a cabo en Campeche. Es de esos "premios" que bien merecen la pena que queden en el olvido.

Las calaveras de La Jornada

Un poco tarde pero aquí las tienen.




















Miguel de la Madrid y sus declaraciones...





















Gomez Mont y su rabiosa defensa del presidente (así, con chaparras minúsculas)

La más bonita del mundo

Techno Aquiles





















Este es el primero de una serie que haré con dioses y héroes mitológicos con esta característica.

Last Cácaro




















Éste es el Cácaro del mes de noviembre si mal no recuerdo... Lo pueden checar en la revista Cinepremiere.

La Mosca en la Red











Checa el artículo


Absnith






















Me ha tocado ilustrar los textos culinarios de Andrés de Luna. Considero que lo que escribe es excelente, y en cada colaboración lo demuestra este escritor es que es verdaderamente lo que llaman un "hombre de mundo". El artículo aquí.

Madonna




















Este dibujo lo hice para mi clase de ilustración. Mi idea era que ellos visualizaran el proceso tal como yo suelo realizarlo. Sin embargo, conforme fui elaborando la imagen me percaté que no les llamó mucho la atención así que sólo la hice para mí.

Tzitzimitl




















Esta imagen la disfruté enormemente. Visité el Museo del Templo Mayor para dibujar la figura de un guerrero azteca que está (o estaba) en una exposición temporal. Me comentó una amiga de la universidad que esa escultura en cera tenía el atuendo y la apariencia semejante a la de un guerrero azteca real. Efectivamente, la idea era lograr una aproximación a la realidad.
Sin embargo, una de las notas decía que ese guerrero era uno de los que mayor temor le causó a los españoles. Pero a mí francamente la imagen me pareció poco impactante. El rostro del personaje quería parecer agresivo o imponente pero no alcanzaba el cometido. Ni siquiera creo que tuviera rasgos prehispánicos. Algo había de mestizo en aquello.
Entonces me puse a copiar la imagen. Alteré algunos rasgos y me fui contento porque al menos supe qué nombre recibía este guerrero y cómo se vestía. Después pensé en cómo en otros países retoman a sus héroes o a sus antepasados y los magnifican y los pintan como grandiosos seres invencibles. Pensé, por ejemplo, que la famosa batalla de las Termópilas ni siquiera es seguro que se haya desarrollado tal y como nos la narraron los griegos. Probablemente se magnificó la gloria de Leónidas. Y así hay muchos ejemplos en la historia.
Y seguí pensando: ¿Por qué nos representamos así? ¿Acaso somos muy sinceros? La verdad no lo creo... Así que decidí: Haré un guerrero de verdad. Casi no he visto dibujos de personajes aztecas con características verdaderamente heroicas, así que yo trataré de hacerlo. Tomé la imagen original y le exageré la postura, el semblante y respeté la indumentaria. Y este fue el resultado. Ojalá a alguien le guste ...

Revista Metapolítica




















Esta caricatura de humor está actualmente en el último número de la revista Metapolìtica. La elaboré hace aproximadamente mes y medio, pero no quería subirla hasta que saliera a la luz la publicación. Aquí la tienen.

Cácaro




















Me parece que este es el cácaro del mes de agosto, de la revista Cinepremiere. Para que vean que sí andaba ocupado.

Edith González




















Ya tenía un ratote que no publicaba en Milenio. Es este espacio el que más estimo de todos, porque es un medio que brinda proyección y porque detrás de mi presencia en ese espacio hay mucha historia. El caso es que afortunadamente publiqué el domingo 30 de agosto esta imagen que tuve que hacer en una mañana.

Revista Onexpo




















Este dibujo lo hice hace casi dos meses. Es increíble que aún siga vigente. Hicieron un tremendo show para informar que la sede de la nueva refinería sería Tula, Hidalgo. Sin embargo, hoy es el día que ese estado no tiene ni los terrenos para construirla. La mediocridad de siempre.

PIN UP




















Me gusta dibujar Pin ups, que en este blog he decidido denominar Féminas...

Adicciones sexuales...








Se publicó en QUO hace algún tiempo. Me gustó la imagen y el tema resultó atractivo para muchos cuates. Se las comparto para que cada identifique ...



















Mientras fueron las elecciones, todo mundo hablaba del voto blanco, del abstencionismo, etcétera. Como siempre, la información fue pura moda. Pasado el proceso, ya ni quien se acuerde de que un grupo importante de ciudadanos se manifestó en contra de nuestros representantes. Definitivamente el fantasma de Salinas ronda no sólo en los pasillos de la polaca sino también en el inconsciente colectivo del funcionario indiferente.

Kevin McHale




















Este jugador defensivo de los Celtics de Boston tenía fama de ser rudísimo. Francamente sólo he tenido la oportunidad de verlo a través de Youtube. Sin embargo, el sólo hecho de haber trascendido como uno de los grandes jugadores de la NBA, siendo blanco y defensivo, me parece grandioso.
La imagen la publiqué en Milenio diario hace más de un año, y en el texto se hablaba de cómo este jugador en su tiempo fue más productivo que su tocayo, el propio Kevin Garnett. En fin, se me ocurrió hacer esta imagen clásica pero en lugar de un balón puse la cabeza de Garnett.

El mejor maestro
















Jamás publicada ...

Xtrem Secure



















Esta es la portada de la revista número del mes de julio de Xtrem Secure. En vivo se ve bonita.

¿Verdad?

¨Un autor no leído es un autor víctima de la peor censura: La de la indiferencia.¨ Octavio Paz en Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe.

Día del Padre




















W: -Hola, Jairo...
J: - Señor Waldeee. Necesito una ilustración para unos textos sobre el día del padre, que estaría bueno que te quedara muy bien. Se va a llamar: "Todo sobre la doble vida de mi padre". Pero no lo veas solamente por el lado de los que tienen otra familia o una amante...
W: - ¿Entonces como qué?

Entonces Jairo sube un poco el tono de voz como desesperado (me considera un ignorante enciclopédico) .

J: - Pues no sé, que jugaban yoyo, o que les gustaba el trompo.

Quedando peor de como estaba antes de haber lanzado la intrépida pregunta, entonces le respondo: - ¡Ah! ya, ya. ok, ok... Oye, y ¿cuándo crees tener los textos?

J: - No, pues hasta el viernes...

W: - Bueno, entonces te mando un adelanto para no fallar.

J: -Tá´ bueno.

W: - Gracias, Jairo.

La imagen que ven es la que se me ocurrió. No aparece un yoyo ni un trompo. Pero hice mi propia versión de lo que a veces significa un padre para los niños. Es una imagen sentimentalista y tal vez tierna, si no es que cursi.

Apareció ayer domingo 21 de junio. Cuando compré el periódico pensé que como eran varios textos aparecería muy pequeña la ilustración. Sin embargo, como le dedicaron dos páginas a los textos, tuve la fortuna de que mi dibujo abarcara casi una página completa.

No sé qué cara habré hecho cuando abrí la última página del periódico.

Muchas gracias, Jairo.

El niño que todos llevamos dentro.




















Este dibujo lo envié a Tolentino, Italia, para participar en un concurso acerca de los niños en el mundo. No resulté ganador, pero es agradable que te envíen un correo para avisar que has sido seleccionado para participar en la muestra en dicha sede, y además, apareceré en el catálogo que tendrán a bien enviarme.

El Cácaro de junio




















El artículo de cinepremiere de este mes trató a cerca de la falasia en torno a que saldrá la película de los Thundercats. Yo creo que tarde o temprano la van a hacer, digo, últimamente Hollywood se la han pasado desenterrando series, caricaturas y cómics clásicos. Bueno, ahí se las dejo.

No me salió




















Creo que para un caricaturista, una de las cosas más frustrantes es que el personaje que quieres retratar no se parezca. Peor aún, que además de que no se parece publiques el trabajo. Reconozco que eso me pasó en esta ocasión por confiar que podía hacerlo 100% en Photoshop. Pensé: "Al fin que puedo corregir cuantas veces quiera". Y así fue, me la pasé corrigiendo, nomás que no fue cuantas veces quise, porque me ganó el tiempo y no logré el parecido. No me vuelve a pasar. Salió publicado el lunes 8 de junio de 2009 en Milenio. Ah sí, y es David Carradine.

Difamando ando...

















No sé qué me pasó en esta ocasión, que me dio por hacer mentiras gráficas de nuestra querida actitud mexicana. Lo extraño es que no me creció la nariz.

Friedrich Nietzsche




















En Aurora, hay un aforismo que dice: "Entre más nos elevamos más pequeños parecemos a quienes no son capaces de volar". No dijo: "Los que se elevan ven más pequeños a los que no pueden volar".

Nietzsche fue mi gran compañía durante la segunda mitad de mis estudios universitarios. Disfruté mucho leerlo y releerlo porque admiré su tezón y sus contradicciones. Fue un humano demasiado humano que promulgó por la figura del superhombre, mientras él mismo estaba muy lejos de serlo. Fue un gran poeta que al menos procuró ser coherente con su concepción del filósofo al morir como loco.

Bob Dylan




















Les comparto esta acuarela que no aparenta tener nada especial, sin embargo, cuando la hice hace dos años, recuerdo que me tardé como cinco horas, porque quise hacerla muy detalladita. No quería que el color se saliera un milimetro de la línea...

Señales de humo




















Me parece que de las peores cosas que puede hacer un caricaturista es explicar la idea de su dibujo. Si la caricatura y su idea resultan ambiguas, entonces esa ambiguedad es una oportunidad para los espectadores para saquen sus propias conclusiones. Labor de interpretación.

Una catarsis cualquiera.

La noche anterior mi vacío espiritual tuvo un triste reposo cuando escuché la noticia de que el poeta Mario Benedetti había fallecido. Recostado en mi cama pensé: “mañana lo voy a dibujar”.

Definitivamente mi decisión estaba motivada por el deseo de rendirle un tributo post mortem al maestro, pero de pasada consideraba la posibilidad de publicar mi dibujo en el periódico Milenio, donde tengo el gozo de colaborar. Si mal no recuerdo eso fue en domingo.

El lunes tenía muchas actividades, de esas que no quieres hacer pero que tienes que hacer si no quieres sentirte holgazán. El caso es que ante lo prescindible de tales “responsabilidades” opté por hacerlas de lado y me dispuse a conseguir las fotos más adecuadas del poeta para dibujarlo.

Mientras dibujaba, pintaba y retocaba, me llamaron de casa de mis padres para que les hiciera favor de ir por mi hermana a la escuela y como éste es un trabajo donde no rondan patrones ni inspectores, pues accedí sin la menor inconformidad. Aproveché y comí con ellos.

Regresé a mi casa y continué con mi labor. Por fin, después de las interrupciones conseguí la imagen que me satisfacía. Como en mi centro de trabajo (a saber, mi casa) aún no tengo internet, me fui a la oficina de mi padre con mi archivo escaneado y retocado y procedí a enviar mi material a Milenio.

Eran ya las seis de la tarde, de antemano sabía que mi editor, Jairo Calixto Albarrán, ya había encargado la ilustración y mi envío era puro trámite de colaborador que pretende “estar en la jugada”. Le escribí en el cuerpo del mensaje que le mandaba la ilustración y que si la necesitaban bien, y si no, pues no había problema.

En ese mismo instante posteé la imagen.

Regresé a mi casa y me puse a preparar las clases del día siguiente (doy clases en una universidad) y a medio hacer los pendientes del día.

Me fui a la cama, tomé el libro estoy leyendo y después de unos cuarenta minutos sentí sueño y apagué la luz.

Entonces, me di cuenta que me había olvidado de mi vacío, de mi ansiedad, de la nostalgia. Pero al recordarlo el sueño casi se me quita. Le hice honores a mi duelo y pronto sin darme cuenta estaba dormido…

Al día siguiente, entré a la página de Milenio y vi que habían publicado una bonita caricatura de Román precisamente de Mario Benedetti. Me dio gusto por él. No sé si es porque es mi amigo o porque sé que compartimos las mismas dificultades para publicar nuestro trabajo, pero me alegró…

Hoy domingo 24 de mayo, me publicaron mi dibujo. Me sentí muy feliz. No lo esperaba. Disfruté especialmente esta publicación por lo que les he referido y porque lució grande y colorida. Una imagen periodísticamente privilegiada, pienso yo. Me encanta publicar mi trabajo.

De pronto, a las ocho de la noche, veo que ya no puedo compartirla con nadie que conozca directamente. La ansiedad crece, empiezo a extrañar la soledad entre los millones de defeños. Me doy cuenta que no puedo salir y tomar un micro que me lleve al centro para que me ponga a deambular en solitario. No me puedo distraer viendo gente metiéndome a algún lugar. Villahermosa es una especie de ciudad donde el servicio de transporte público es pésimo y sólo hay unas cuantas plazas para ver gente. Entonces vine a la oficina de mi padre, vi a mi hermano y me sentí un poco mejor. Decidí escribir esto y verdaderamente me he sentido mucho mejor. Sé que dormiré bien. Aunque el vacío y el recuerdo permanezcan.

El viejo y la idea
















Pasó los años buscando su extraviada idea. Recordó que la había guardado en un océano de sueños.